TE SIENTES DECAIDO?
 
EL MISTERIO DE LOS CIELOS...
EL MISTERIO DE LA PASCUA
CUARESMA
EL LIMBO
ÁNGELES
SERES ESPECIALES
LA PASION Y ESTIGMAS DE LA VIRGEN MARIA
EL MISTERIO DE LAS 7 PALABRAS DE CRISTO
EL MISTERIO DE LA EUCARISTIA
EL PURGATORIO
TE SIENTES DECAIDO?
SIGUE ADELANTE
DIVINA MISERICORDIA
EL INFIERNO
PLAN OCULTO - NEW AGE
VIA CRUCIS IMAGENES
MENSAJES DE MI MADRE CELESTIAL
LAS 7 LEYES METAFÍSICAS
GENIOS DE LA LUZ
INVOCACIÓN A LOS ÁNGELES
ECOSISTEMA
EL MISTERIO DEL ADVIENTO Y LA NAVIDAD
MÁS LEYENDAS E HISTORIAS
FÍSICA CUÁNTICA EN LA SALUD
PERDÓNAME
ALGUNOS DE MIS POEMAS Y FRASES
MIS ENLACES FAVORITOS
MÍSTICA CRISTIANA
JERARQUIA DE ANGELES
FONDOS DE PANTALLA
IMAGENES DE JESUS
LA MISERICORDIA Y EL PERDÓN
MIS HISTORIAS
MISIONES DE LOS ÁNGELES DE LUZ
FRASES CÉLEBRES
IMAGENES DE ANGELES
PARA SER FELIZ
NO AL ABORTO
MISTERIOS DE LA LUZ
EL MISTERIO DE LOS ÁNGELES
MENSAJE DE JESUS :
VIDEO REAL GRITO DEL SILENCIO
PUNTUALIDAD, CALIDAD Y DISCERNIMIENTO
EL VALOR DEL CARÀCTER Y EL TALENTO
IMAGEN
TE SIENTES DECAIDO?

Todas las personas pasan por altibajos. Mientras no lleguen al extremo, esos altibajos hacen la vida más interesante y desafiante. En ocasiones, cuando te sientes excepcionalmente decaído por un largo período, es necesario valorar la situación y encontrar respuestas para poder superarlo.

¿Cuándo podemos hablar de que tienes una depresión?

La Asociación Americana de Psiquiatría sostiene que los siguientes síntomas, cuando tienen duración de más de dos semanas, pueden conducir a una depresión o bien estar ya la persona con una depresión. Es el profesional quien debe de valorar estos síntomas:

Cambio de apetito, bien sea su pérdida y la correspondiente caída del peso, o su incremento y el correspondiente aumento de peso.
Insomnio o exceso de sueño y cansancio permanente.
Falta de energía.
Pérdida de interés o placer por actividades normalmente disfrutadas por la persona.
Sentimiento de poco valor personal, cargo de conciencia o sentimiento de culpa.
Disminución de la capacidad de concentración y perturbación de otras actividades mentales.
Pensamientos recurrentes de muerte y pensamientos suicidas.
¿Qué factores son los que influyen en la aparición de una depresión?
Son varios los factores comunes en las personas que tienen más tendencia a caer en la depresión:

Dependencia irreal de los otros. Las personas depresivas tienden a determinar su autoestima según la aprobación de otras personas. Si los demás me aprueban es que valgo, si no me aprueban no valgo...
Falta de apoyo social. Las personas depresivas tienden a ser introvertidas y a excluirse. No desarrollan las habilidades sociales requeridas para mantener relaciones de apoyo.
Estrés en las relaciones cercanas: Los sentimientos de depresión generalmente se intensifican cuando hay falta de armonía en las relaciones cercanas.
Estilo de depresión enfocada en Sí mismo: Las personas depresivas se preocupan por lo negativo. Pasan muchísimo tiempo quejándose sobre los aspectos negativos de sus vidas y nunca se dedican a pensar en los modos de afrontarlos.
Vulnerabilidad perfeccionista: Las personas depresivas insisten en ser perfectas. Como no pueden lograrlo, se ven carentes de valor personal y humano, y así, consideran sus vidas como un desperdicio.
Control externo: Las personas depresivas sienten que los acontecimientos importantes en sus vidas han ocurrido por causas fuera de su control.
Las personas depresivas ven afectado su estado de ánimo con facilidad porque interpretan demasiadas situaciones como intolerables. Cuando ocurre alguna adversidad, por causas que no podemos controlar, lo mejor es reconocerlo (por muy desagradable que sea) y concentrar nuestras energías en valoraciones que activen respuestas para afrontar la situación que nos produce daño.

Diferencias entre las personas deprimidas y las no-deprimidas:
Las personas deprimidas se preocupan por pensamientos tristes sobre ellas mismas. Los no deprimidos saben cómo superar mentalmente los pensamientos tristes.
Las personas deprimidas no se conceden, a ellas mismas, el beneficio de la duda. Los no deprimidos se toman las cosas con calma cuando se trata de juicios sobre ellos mismos.
Las personas deprimidas hacen exigencias irreales sobre aquello que necesitan para sentirse felices. Los no deprimidos tienen expectativas realistas sobre lo que necesitan para ser felices.
Las personas deprimidas permiten que los acontecimientos tristes ocupen el lugar más importante de sus vidas. Los no deprimidos saben equilibrar los acontecimientos tristes y los felices en sus vidas.
Las personas deprimidas se sienten incapaces. Los no deprimidos se sienten capaces.
Imagen
Actitudes personales que te hacen sufrir:

Tener sentimiento de culpa.- Es un mecanismo que actúa con mucha rapidez. Siempre buscan algún culpable de las cosas que suceden. Siempre se culpabilizan unos a otros. Ese hábito tan arraigado es lo que los hace sufrir mucho. Hay personas que se culpabilizan por su pasado, por su presente y ... por su futuro... ¿Por qué siempre buscar "culpables"? Es mejor entender que la vida es como es, aceptarnos como somos e intentar mejorar día a día, y ayudar a que otros mejoren. Más que buscar culpas o culpables es mejor ver lo que nos rodea e incluso a nosotros mismos con misericordia.
Vivir en el pasado. El sufrimiento de muchas personas se produce por la presencia del pasado: no asumir el pasado, refugiarse en el pasado, rechazar el pasado... Es tanto el peso del pasado que no viven el presente. ¿Por qué el pasado tiene tanto peso en ti? Aceptar el pasado con sus aciertos y errores nos ayuda a mantener una armonía interior. Eso se alcanza con el crecimiento espiritual y diálogo constante con tu Padre creador Celestial.

No querer perdonar, ni siquiera a ti mismo. Los demás pueden hacerte sufrir pero también es cierto que nosotros podemos hacer sufrir a los demás... El perdón tiene un gran valor curativo. La persona que aprende a perdonar a los demás comienza a tener una paz interior que le da lo necesario para mejorar su ritmo vital. ¿Por qué te cuesta tanto perdonar a los demás y a ti mismo?
Ser intolerante con los demás, prejuzgar y criticar. Las personas que están muy pendientes de los errores de los demás tienen poco tiempo para verse los propios y nunca llegan a reconocer sus defectos por estar totalmente ciegos y con el corazón endurezido.. Cada persona es como es. Ni tus críticas ni tus juicios la van a mejorar. Es mejor ir ayudando gradualmente al que lo necesita que echarle en cara sus múltiples deficiencias. ¿Cómo percibes a los demás?
Hacerse el fuerte. Hay personas que exteriormente parecen que no necesitan de nadie, que son autosuficientes. Esta imagen hacen que los demás no les tengan en cuenta como persona, diríamos que son las personas que "ni sienten ni padecen..." ¿Admites la necesidad de ser amado, de que te apoyen y escuchen, de que te respeten y valoren?
Incapacidad de recibir de los demás. Cuando pensamos que ya no tenemos solución, que nadie puede hacer nada por nosotros... ¿Te dejas ayudar por los que te rodean?
Imagen
La vida es siempre un proceso donde vamos encontrando pistas para llegar a una madurez y humana. ¿Cómo podemos saber si estamos caminando bien en este proceso de madurez? ¿Cómo es la persona madura tanto espiritual como emocionalmente?

Para contestar a esta pregunta podemos reflexionar el texto de 1 Cor 13:

La persona madura no busca lo suyo, sino el bien de su familia y el reino de Dios.
No se enfada fácilmente, tiene paciencia. No protagoniza berrinches infantiles.
No admite a pesar de las presiones, desengaños y desilusiones. Tiene perseverancia. Es sufrido. "Todo lo soporta".
No es jactancioso, no se envanece. No desea siempre ser el centro de atención.
Es discreto, íntegro. Ha adquirido sabiduría con la experiencia.
No hace nada indebido. No "mete la pata" demasiado.
Tiene corazón de padre o de madre. Perdona a sus hijos. No guarda rencor.
No le gustan los chismes, las calumnias o malas noticias. Se goza de la verdad.
No es desconfiado. Todo lo cree.
No tiene envidia. Conoce su identidad, su valor. Tiene una relación profunda con Dios. No tiene que envidiar a nadie.
No es celoso. Cuando alguien es inmaduro y se siente poca cosa, tiene celos. Al no confiar en sí mismo, piensa que su pareja está engañándole, pues él/ella posiblemente ha engañado al otro.
Vive en los ojos de Dios. No le importa "el qué dirán", sabe que las lenguas hablarán mal, a pesar de lo que haga o deje de hacer.
Sabe que en la vida hay momentos buenos y malos y sabe encajarlos.
La persona madura ha dejado de pensar, de ser y de razonar como un niño.
Sabe distanciarse sanamente de los padres. Es capaz de tomar decisiones de una manera personal y por encima de sus padres. Cuando se casa y forma una familia es capaz de utilizar sus propios criterios en lugar de hacer caso a ciegas a sus padres...
La persona madura se preocupa por los demás, no es egoísta ni egocéntrico.
Es suficientemente maduro para dar consolación y ayuda a los débiles y menos afortunados.
Procura andar delante de Dios en santidad, apartándose de las contaminaciones de la carne. Tiene dominio propio, sabe controlar los instintos de su cuerpo.
Es un ejemplo para los demás. No solamente en palabras, sino en hechos y en verdad.
La persona madura sabe amar y sabe manifestar su amor y su aprecio. Amar al prójimo como uno mismo no implica que haya que amarse para amar a los otros; nos amamos ya demasiado. El sentido se dirige a preocuparse de otros con el mismo interés e intensidad que uno tenga consigo mismo.

SOLUCIONES EFICACES
Para lograr avanzar en el camino de la madurez hay que conseguir renunciar a una serie de actuaciones en la vida:

Renuncia al derecho de quejarte.
Renuncia al derecho de guardar rencor.
Renuncia al derecho de enfadarte por cosas insignificantes.
Renuncia al derecho de vengarte.
Renuncia al derecho de mentir o de actuar como un hipócrita.
Renuncia al deseo de buscar solamente lo tuyo.
Renuncia al gastar inútilmente tu dinero, tu tiempo…¦Usalo en cosas adecuadas y necesarias.
Renuncia a buscar siempre la comodidad y el protagonismo.
Renuncia a criticar y juzgar a los demás.
Renuncia a hablar de cosas que no edifican.

Verás cuánto has avanzado y serás un ser humano enriquezido, cultivado, y feliz, porque la felicidad solo se alcanza con la paz y la luz de Dios. Comienza a experimentarlo y sabrás que no te he mentido.

PAZ Y LUZ .....BENDICIONES INFINITAS.