EL MISTERIO DE LOS CIELOS...
EL MISTERIO DE LA PASCUA
CUARESMA
EL LIMBO
ÁNGELES
SERES ESPECIALES
LA PASION Y ESTIGMAS DE LA VIRGEN MARIA
EL MISTERIO DE LAS 7 PALABRAS DE CRISTO
EL MISTERIO DE LA EUCARISTIA
EL PURGATORIO
TE SIENTES DECAIDO?
SIGUE ADELANTE
DIVINA MISERICORDIA
EL INFIERNO
PLAN OCULTO - NEW AGE
VIA CRUCIS IMAGENES
MENSAJES DE MI MADRE CELESTIAL
LAS 7 LEYES METAFÍSICAS
GENIOS DE LA LUZ
INVOCACIÓN A LOS ÁNGELES
ECOSISTEMA
EL MISTERIO DEL ADVIENTO Y LA NAVIDAD
MÁS LEYENDAS E HISTORIAS
FÍSICA CUÁNTICA EN LA SALUD
PERDÓNAME
ALGUNOS DE MIS POEMAS Y FRASES
MIS ENLACES FAVORITOS
MÍSTICA CRISTIANA
JERARQUIA DE ANGELES
FONDOS DE PANTALLA
IMAGENES DE JESUS
LA MISERICORDIA Y EL PERDÓN
MIS HISTORIAS
MISIONES DE LOS ÁNGELES DE LUZ
FRASES CÉLEBRES
IMAGENES DE ANGELES
PARA SER FELIZ
NO AL ABORTO
MISTERIOS DE LA LUZ
EL MISTERIO DE LOS ÁNGELES
MENSAJE DE JESUS :
VIDEO REAL GRITO DEL SILENCIO
PUNTUALIDAD, CALIDAD Y DISCERNIMIENTO
EL VALOR DEL CARÀCTER Y EL TALENTO
IMAGEN
LA MISERICORDIA Y EL PERDÓN

«El perdón es un acto propio de personas que han llegado a una auténtica y elevada madurez»: Jean Piaget


imagen
QUE ES LA MISERICORDIA?

Si bien existen dos dimensiones fundamentales en el concepto de «misericordia», como lo expresa claramente Monseñor Bruno Forte de Italia, que el primero,es el que se expresa en la palabra griega «eleos», es decir la «misericordia» como actitud de compasión hacia la miseria del prójimo, un corazón atento a las necesidades de los demás.
Pero, junto a ésta surge otra acepción, ligada a la palabra judía «rahamim», que tiene su raíz en el «regazo materno», es decir, indica el amor Materno Celestial.
La verdad es que la humildad es el camino para hacer la experiencia de la «misericordia», que abarca un estado constante de compasión hacia los demás, mediante la contemplación de la vida de nuestro Jesus y viviendo profundamente en presencia del Padre Dios. La misericordia se alcanza con el perdón.
¿QUÉ ES EL PERDÓN?

Perdonar no es justificar ni liberar al otro de culpa y cargo. Perdonar significa liberarse de todos esos sentimiento o emociones negativas que nos perjudican. Perdonar es la acción de transmutar todos esos sentimientos o emociones negativas que tenemos hacia alguien, que "nos dañó o perjudicó", en sentimientos de Amor.
El Perdón es la Ley del Amor. Perdonar significa sentirnos perfectos hijos de Dios y adquirir la capacidad de ver en cada ser humano, a la Divinidad. El Perdón es una expansión de la conciencia. El Perdón es la evolución y madurez del alma.

"EL RENCOR ES LA INMADUREZ DEL ALMA"

Puedes perdonar?
Puedes perdonar al hijo desagradecido, al amigo que traiciona la confianza, al vecino que desparrama chismes dañinos?,Pueden perdonarse los esposos, que se critican constantemente el uno al otro frente a los demás?

Perdonar no es fácil, pero con Dios nada es imposible y Perdonar es "dar cuando uno todavía está lastimado, y sangrando por dentro". "Enfrentar los sentimientos heridos, ayuda mucho nuestro crecimiento,psicológico-emocional y espiritual,confiando en el Padre del cielo y en su misericordia: "Perdónanos señor, como perdonamos a todos los que nos han ofendido". Así serás bendecido con el don del perdón". Tantas veces perdónes en la tierra, es la medida en que serás perdonado en el Reino de los Cielos. Recordar es volver a vivir y olvidar es recordar sin sentir.
"Perdóna hasta que te duela".

5 claves para el perdón:

1. Hacer un examen conciencia: Requiere recordar y analizar quién fue el agresor y por qué. Enfrentar el problema emocional y psicólogicamente sin desesperarse, con paciencia y calma en la meditación acompañada en la contemplación de los hechos en forma positiva .

2. Validar el acto: Consiste en conversar con una persona de confianza, objetiva, capaz de escuchar,analizar la situación y dar un buen consejo. De preferencia se debe recurrir a un profesional y consejero espiritual.

3. Compasión y misericordia: Significa esforzarse para ver al agresor como un ser humano desdichado, tratar de entender y analizar que lo llevó a causar el daño.
Tener misericordia con la persona que nos ofendió, se alcanza cuando contemplamos al individuo y comprendemos que trae heridas desde su niñez que no ha superado por resentimientos del pasado.

4. Humildad: Es necesario eliminar el orgullo que actúa como una barrera antes de ceder el perdón. Este muro invisible es el que endurece el corazón y hay que eliminarlo con ejercicios espirituales,como la meditación, reflexión y oración para que se transforme en una sincera humildad que trae la paz al corazón.

5. Perdonarse a sí mismo: Significa reflexionar sobre los errores propios, ya se hayan cometido consciente o inconscientemente, reconocerlos, corregirlos y superarlos. Este acto debe corresponder a un proceso de aceptación de sí mismo, aumentando en virtudes y alimentando el infinito estado espiritual.




Imagen
Neil T. Anderson, en su libro Victoria sobre la oscuridad, nos propone doce pasos para perdonar:

1.-Apunte en una hoja de papel los nombres de quienes lo han ofendido y los motivos por lo que lo han hecho.
2.-Apunte lo que siente por ellos, enfrente el dolor y el odio.
3.-Reconozca la importancia de la muerte de Jesús en la cruz.
4.-Decida aguantar la carga de los pecados de cada persona, es decir, no tome represalias contra ella.
5.-Decídase a perdonar: libere a la persona.
6.-Lleve su lista a Dios y ore de la siguiente manera: Perdono a ... por ...
Destruya la lista, que eso quede sólo entre Dios y usted.
7.-No espere que su perdón haga mejor a la otra persona, perdónela simplemente.
8.-Intente comprender a las personas que ha perdonado, ellas también son víctimas.
9.-Espere resultados positivos en usted al perdonar.
10.-Agradezca a Dios las lecciones que ha aprendido.
11.-Y reconozca su culpa por las ofensas que ha sufrido.
12.-El perdón pone a prueba nuestra condición de cristianos y de hombres y mujeres de fe, pues implica liberarnos de las ofensas y los daños que otras personas nos han hecho. El perdón, el olvido y el arrepentimiento son imprescindibles para una verdadera sanación emocional.



La Sagrada Biblia habla sobre el Perdón:

Mateo 6:12 Perdóna nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. 13. Y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal. [Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria por todos los siglos. Amén.] 14. Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial también os perdonará a vosotros.

Mateo 18:21 Entonces Pedro se acercó y le dijo: -Señor, ¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí y yo le perdonaré? ¿Hasta siete veces? 22 Jesús le dijo: -No te digo hasta siete, sino hasta setenta veces siete.

Lucas 17:3 Mirad por vosotros mismos: Si tu hermano peca, repréndele; y si se arrepiente, perdónale. 4 Si siete veces al día peca contra ti, y siete veces al día vuelve a ti diciendo: "Me arrepiento", perdónale.

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritos y calumnia, junto con toda maldad. 32 Más bien, sed bondadosos y misericordiosos los unos con los otros, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Marcos 11:25,26 Y cuando os pongáis de pie para orar, si tenéis algo contra alguien, perdonadle, para que vuestro Padre que está en los cielos también os perdone a vosotros vuestras ofensas.

1 Corintios 13:4 El amor tiene paciencia y es bondadoso. El amor no es celoso. El amor no es ostentoso, ni se hace arrogante. 5 No es indecoroso, ni busca lo suyo propio. No se irrita, ni lleva cuentas del mal.

1 Pedro 4:8 Sobre todo, tened entre vosotros un ferviente amor, porque el amor cubre una multitud de pecados.

Gálatas 6:1 Hermanos, en caso de que alguien se encuentre enredado en alguna transgresión, vosotros que sois espirituales, restaurad al tal con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.

2 Corintios 2:5 Si alguno ha causado tristeza, no me ha entristecido sólo a mí, sino en cierta medida (para no exagerar) a todos vosotros. 6 Basta ya para dicha persona la reprensión de la mayoría. 7 Así que, más bien, debiérais perdonarle y animarle, para que no sea consumido por demasiada tristeza. 8 Por lo tanto, os exhorto a que reafirméis vuestro amor para con él. 9 Porque también os escribí con este motivo, para tener la prueba de que vosotros sois obedientes en todo. 10 Al que vosotros habréis perdonado algo, yo también. Porque lo que he perdonado, si algo he perdonado, por vuestra causa lo he hecho en presencia de Cristo; 11 para que no seamos engañados por Satanás, pues no ignoramos sus propósitos.

Génesis 45:4 Entonces José dijo a sus hermanos: -Acercaos a mí, por favor. Ellos se acercaron, y él les dijo: -Yo soy José vuestro hermano, el que vendisteis para Egipto. 5 Ahora pues, no os entristezcáis ni os pese el haberme vendido acá, porque para preservación de vida me ha enviado Dios delante de vosotros. 9 » Apresuraos, id a mi padre y decidle: "Así dice tu hijo José: ’Dios me ha puesto como señor de todo Egipto. Ven a mí; no te detengas. 10 Habitarás en la zona de Gosén, y estarás cerca de mí, tú, tus hijos, los hijos de tus hijos, tus rebaños, tus vacas y todo lo que tienes. 11 Allí proveeré para ti, pues todavía faltan cinco años de hambre; para que no perezcáis de necesidad tú, tu casa y todo lo que tienes.’ " 50:19 Pero José les respondió: -No temáis. ¿Estoy yo acaso en el lugar de Dios? 20 Vosotros pensasteis hacerme mal, pero Dios lo encaminó para bien, para hacer lo que vemos hoy: mantener con vida a un pueblo numeroso. 21 Ahora pues, no tengáis miedo. Yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos. Así les confortó y les habló al corazón.
Imagen
LA META DEL PERDÓN: "LA EVOLUCIÓN Y LA PAZ"

La meta del Perdón es conocer la propia sabiduría del corazón en la luz y vivir en paz.

Es lograr un alto nivel de conciencia porque el Reino de los Cielos se manifiesta en la tierra con un alto nivel de conciencia.

El nivel de conciencia tiene relación con los diferentes grados de entendimiento. Es semejante a cuando nos graduamos en la universidad.

Cuando vamos a diferentes niveles elevados de conciencia, comprendemos las cosas de manera distinta, sentimos las cosas de manera consatante.

Nos sentimos absolutamente en paz, todo en nuestra vida llega a estar claro e iluminado. "Para sentir la paz, tienes que experimentar el perdón".

Desde tiempos antiguos, las personas lo reconocen como Cielo, pero en términos científicos podemos decir que es un alto nivel de sabiduría, un alto nivel de conciencia y este nivel de conciencia nos conecta directamente con la abundancia en todos los terrenos y dimensiones: afectivo, emocional, profesional,espiritual y material.

En verdad, estos no son regalos de Dios, están en el cielo dentro de nosotros y debido a que los hemos despertado, han vuelto a la vida y por lo tanto los podemos utilizar.
Vemos la vida de una manera diferente, caminamos, trabajamos de manera diferente, aún nuestro diario trabajo cobra un significado diferente, nuestros afectos cobran un significado diferente.
Entendemos el propósito de la vida, por lo tanto ya no nos sentimos inquietos ni agitados.
Cada día vivirás diversos cambios positivos, que te harán una mejor persona, un ser humano íntegro y un cristiano constante en la luz.
Aparecerán diferentes milagros en tu vida, experimentarás "El Milagro de Vivir el Cielo aquí en la Tierra".
LEVANTATE ELIGE LA LUZ